Skip navigation

NATURALEZA JURÍDICA DE LA SEGURIDAD SOCIAL Y DE LOS SEGUROS SOCIALES EN MÉXICO

Ya exclusivamente en el marco jurídico de la seguridad social como un derecho, en México tiene múltiples aspecto y por tanto su naturaleza jurídica ha sido diversificada, basta repasar su historia para considerarlo como un derecho cambiante e inconcluso el cual no ha podido equilibrarse con la realidad económica y social y en consecuencia no se encuentra en igualdad de circunstancias con los fines que se dieron a nivel mundial, estableciéndose como un concepto de solidaridad entre sociedad y Estado y que buscó siempre la plenitud de los servicios hacia sus pobladores, sino que ha declinado su tendencia hacia la privatización.

Bien, ya en materia, en un principio la Seguridad Social en nuestro país tuvo un gran repunte al redactarse el artículo 123 Constitucional, donde en su fracción XXIX, sentó las bases para el establecimiento de un sistema de seguridad social, que a nivel mundial fue de gran trascendencia al ser el primer país en establecer ese derecho en su Constitución.

Inicialmente, con la redacción del artículo 123 Constitucional se integraron los derechos fundamentales de los trabajadores y el derecho a la seguridad social en una misma legislación, creándose en 1931 su Ley Reglamentaria, regulándose en ella los riesgos de trabajo siendo una parte de las prestaciones fundamentales de los trabajadores. No es hasta 1929 que se modifica la fracción XXIX del 123 Constitucional y se decreta la creación de una Ley del Seguro Social, la que hasta 1943 se promulga y en su artículo 4 instituye que el Seguro Social será la base de la seguridad social en nuestro país, al considerarlo como un servicio público de carácter nacional y que su Instituto será el instrumento de esa Seguridad Social (artículo 5), marcándonos expresamente que a partir de entonces el Seguro Social se hará cargo de la seguridad social de toda la población por medio de su Instituto. Sin embargo, la realidad social hasta nuestros días no ha sido así; y más aún en la parte última del referido artículo 4, se marcó la posibilidad de diversificar la seguridad social a otros ordenamientos, como la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores al Servicio del Estado y la Ley del Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas Mexicanas. Con esta tendencia el Instituto Mexicano del Seguro Social como instrumento básico de la seguridad social y servicio público nacional no logrará su hegemonía, pues los servicios de seguridad social que debieran ser dirigidos por una misma institución, se han canalizado a otras instituciones como el INFONAVIT en materia de vivienda, el SAR y sus administradoras respecto al fondo de vivienda, modificando los sistemas originarios por los de capitalización individual, y respecto de la garantía social a la salud de aquellos que carecen del beneficio de la seguridad social sigue siendo otorgada por la SSA.

En conclusión, independientemente de las tendencias de la seguridad social en nuestro país, siendo una ciencia jurídica con tendencia a la universalidad y relacionarse con múltiples disciplinas del conocimiento podemos decir que por su propia naturaleza se trata de un derecho especial y multidisciplinario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: