Skip navigation

SEGURIDAD SOCIAL

 INTRODUCCIÓN AL DERECHO DE LA SEGURIDAD SOCIAL

 SEGUROS PRIVADOS Y SEGUROS SOCIALES

 El término seguro gramaticalmente significa por un lado, todo aquello que está libre y exento de peligro, daño o riesgo, y por otro indica certeza, es decir, que no hay duda de algo y por lo tanto verdadero.

 Si bien en Derecho no solo el Estado sino toda persona puede estar facultada por una Ley para otorgar cierto tipo de seguros a la población, entonces los seguros pueden ser públicos o privados, dependiendo si son otorgados por el Estado o por los particulares.

 SEGUROS SOCIALES

 Su creación es facultad del Estado en función protectora de la sociedad por medio de instituciones que otorguen los beneficios de seguridad social. Así tenemos que el Instituto Mexicano del Seguro Social en nuestro país es el instrumento básico de seguridad social. Así mismo, no obstante que se trata de una facultad exclusiva Estatal, las aseguradoras privadas también pueden dar un servicio de esta naturaleza por subrogación de alguno de los beneficios que están a cargo del Estado, por ejemplo las AFORES o las guarderías respecto al Seguro Social para trabajadores de empresas privadas.

 Los seguros sociales van dirigidos principalmente a la clase trabajadora que los protegen contra ciertos riesgos, en caso de muerte, accidentes, invalidez, enfermedades, desempleo o maternidad. Las cuotas son cubiertas por los asegurados, empleadores y el Estado como parte de sus obligaciones establecidas en la Ley, reglamentos o decretos. El sujeto asegurado y su familia son los receptores directos de los servicios y en su caso mediante las personas que se designe como beneficiarios y si faltase esa designación en caso de fallecimiento serán beneficiarios sus herederos legales en términos de las leyes de la materia.

 Otro sistema de seguridad social lo encontramos en el de previsión, que surge además de la Ley de la contratación colectiva, por medio de la cual se crean mutualidades o cajas de ahorro para complementar sus jubilaciones institucionales. Permite gozar de una garantía extra para los que por su edad o riesgo sufrido dejan de trabajar.

 SEGUROS PRIVADOS

 Se celebran fundamentalmente entre particulares a través de un contrato, por medio del cual una persona paga una prima para recibir una indemnización en caso de sufrir algún siniestro, en él se crean derechos y obligaciones recíprocos para el asegurador y el asegurado. La intención del asegurado, es obtener una protección económica de sus bienes o de las personas que pudieran sufrir daños, mientras que para el asegurador es el cobro de una prima.

 Como elementos de este tipo de seguros encontramos, la existencia de un interés, respecto de los bienes materiales del asegurado, una casa, un automóvil; e inmateriales, un perjuicio económico; la existencia de un riesgo, es decir, un evento posible, incierto y futuro que pueda causar un daño al interés asegurable; debe cubrirse el pago de una prima por el costo del seguro y; debe establecerse la obligación del asegurador a indemnizar por el cobro de la prima, en caso de que ocurra el evento, asumiendo el riesgo ocurrido.

 Estos seguros pueden ser contratados por cualquier persona con posibilidades económicas para cubrir las primas por riesgos en su persona, familiares y bienes, para tal efecto se emite una póliza – base e instrumento del contrato de seguro – en la que constan los derechos y obligaciones del asegurado y asegurador.

 Nombraremos algunos de los seguros más sobresalientes.

 SEGUROS SOBRE LAS PERSONAS.- Comprende los seguros de vida, contra accidentes y contra enfermedades. En realidad, constituyen un solo grupo denominado seguro de vida, ya que los dos últimos son una variante de los primeros.

 Los seguros de vida que se enfocan al riesgo son:

De muerte: Al fallecer el asegurado, la compañía de seguros abona al beneficiario el importe del seguro.

 De vida: Aquí la entidad aseguradora abona al asegurado el importe del seguro, siempre que viva al vencimiento del seguro. También puede convenirse el pago de una renta periódica mientras viva el asegurado, a partir de una fecha determinada.

 Mixtos: Constituyen una combinación de los seguros de muerte y de vida. Donde, el importe del seguro se paga a los beneficiarios si el asegurado muere durante la vigencia del contrato, o por el contrario se le entrega a él si sobrevive a la fecha del vencimiento del contrato.

Los seguros de vida dirigidos al número de personas amparadas son:

 Individuales: Se asegura una persona con un seguro de muerte, de vida o mixto.

 Colectivos: Se asegura la vida de un grupo de personas. La prima asegurada se paga a la muerte de estas o a los beneficiarios.

  SEGURO SOBRE LAS COSAS.- Si bien también se celebran mediante un contrato, pero van dirigidos a proteger el patrimonio del contratante los que pueden ser:

 Seguro contra incendio: Con este seguro se cubre los bienes muebles e inmuebles contra el riesgo de los incendios. La compañía aseguradora indemniza al asegurado por el daño que hubieran sufrido los bienes objeto del seguro, a causa de un incendio, por su puesto siempre que este no haya sido intencional.

 Seguro contra granizo: Las plantaciones pueden resultar muy dañadas, con la caída del granizo, por lo cual este seguro presta un servicio de verdadera utilidad a los agricultores que han asegurado sus sementeras contra este riesgo. Solo se indemniza por los daños que causa el granizo sin tener en cuenta las pérdidas que puedan haber originado las lluvias o el viento.

 Responsabilidad civil: Por lesiones causadas a terceros y por daños producidos. Si el dueño del automotor asegurado, causa por accidentes daños corporales o la muerte de un tercero, la compañía responde hasta un determinado importe. La indemnización por daños materiales es más reducida.

 Incendio, accidente y robo: la póliza ampara al propietario del vehículo contra estos riesgos de acuerdo con la suma asegurada. En el caso de accidentes el seguro cubre los daños sufridos por al automotor.

 De transporte: Puede ser marítimo pluvial, terrestre y aéreo, y cubre los riesgos que pesan sobre los medios de transportes, los efectos transportados y los pasajeros. La compañía indemniza al propietario de los medios de transporte los daños que estos puedan sufrir en el cumplimiento de su misión por diversos accidentes, conforme al capital asegurado. También cubre este seguro los daños o lesiones que puedan sufrir los pasajeros como consecuencia de accidentes de transportes.

 Seguro de cristales: Con este seguro se prevé la indemnización a favor de una persona o empresa por los daños que puede acarrearle la rotura de los cristales de su negocio o propiedad.

 Seguro contra robos: Cubre la pérdida que puede experimentar una persona por robos o hurtos.

 Seguro de créditos: Cubre el quebranto que le ocasiona a un apersona o empresa la insolvencia de sus prestatarios. Mediante una determinada prima la compañía de seguros se compromete a resarcirle esa pérdida y lo sustituye en las acciones que se pueden intentar para perseguir el cobro de la deuda.

 Seguro por daños y perjuicios de los empleados: Lo toman las empresas para cubrirse de las pérdidas que pueden sufrir por infidelidad de sus empleados.

Seguros Privados y Seguros Sociales (archivo pps)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: